Skip to content

Les joies de l’honor Antoni Fullana (I)

A la foto: Rosari d’or amb comptes de vidre negres i escena bíblica.

El calaix del temps. Albert Carvajal

Per començar el nostre relat, hem de retrocedir fins a l’horabaixa del 5 de gener de 1840. Aleshores, i com era costum aquella diada, el poble s’ajuntà a la plaça de sa Bassa per contemplar la cavalcada dels Reis d’Orient i seguir la representació de la Comèdia del Rei Herodes. Entre el nombrós públic que omplia de gom a gom el cèntric espai manacorí, es trobava l’honor Antoni Fullana ‘de Son Mas’. El tractament amb què era conegut, ens confirma com entre els manacorins d’aquell temps existia tota una jerarquització de vocables referits al nomenament de les persones segons el seu estatus: des del vossa mercè fins al vós, passant per doctor, discret o, com era el cas, honor. Aquest darrer es donava als amos o arrendataris de grans possessions, persones que havien adquirit un destacat posicionament social i, per extensió, econòmic.
El fet va ser que, acabat l’acte i retornat amb la família al seu domicili, Antoni Fullana descobrí astorat com n’havien forçat un dels accessos. A dintre, el dormitori principal havia estat capgirat pels lladres els quals, sabedors del que hi trobarien, s’emportaren el joier i diners en efectiu. La víctima donà part a la justícia que, deu dies després, publicà al butlletí de la província la relació de les joies sostretes. Pel seu interès, val la pena reproduir-la:
“Nota de las alhajas robadas en la casa que tiene en la villa de Manacor Antonio Fullana colono del predio Son Mas en el término de la misma. Cuatro botones de oro: otros cuatro del mismo metal con roseta en la cabeza bastante grandes; un crucifijo de oro de cuatro dedos de largo y algo más delgado que el dedo pequeño de la mano: un rosario engarce de oro, y del propio metal en el extremo cuatro granos como de cebada formando cruz con cuentas de vidrio negro: un corazón también de oro del tamaño de media peseta: tres anillos de oro con piedras al parecer finas: un rosario de engarce de oro con cuentas de vidrio negras: otro corazón de oro tamaño de media peseta con una piedra encarnada de ventolina en el centro y otra pequeña de la misma especie en la parte de arriba: dos cruces de oro pequeñitas para llevar al cuello llamadas Espíritu Santo con cuentas de vidrio encarnadas la de una y verdes la de la otra: una docena de botones de oro, ocho gruesos y cuatro pequeños de uso del brazo: trece anillos de oro, dos de los cuales no tenían cosa particular y son de los que llaman tumbages, uno con un grano de ordio [sic] de oro y una piedra encima; dos con una pequeña llavecita también de oro, y los otros con piedras de diferentes colores: cuatro botones de oro con piedras de ventolina: cinco docenas de botones de los que se llevan en la manga del jubón un poco grandes de plata y concha y roseta de oro encima: treinta y dos botones del mismo tamaño con piedras color de aceite: seis botones redondos de vidrio con una roseta de oro encima de uso de niños. Manacor 18 de enero de 1840.- José Mariano Amer”.

Back To Top
Search